Hombre entra en coma después de perder la virginidad

Andrew Wardle, esperó por mucho tiempo, el momento en que podría tener intimidad con una pareja y cuando por fin pudo, cayó en coma.

Este hombre con “pene biónico” esperó por 45 años para tener intimidad con una mujer.

Su pareja, Fedra, de 28 años de edad, tras encontrarlo tirado en el suelo, lo llevó al hospital, donde le diagnosticaron a Andrew, también conocido como “el Hombre del pene Biónico”, un problema con su vesícula biliar, mismo que había que solucionar mediante la extirpación por laparoscopia.

No obstante, la historia de Andrew no comienza aquí, sino tres años atrás, en pocas palabras, Wardle había nacido sin pene, lo que complicó toda su vida, en especial la sexual, ya que cuando alcanzó la mayoría de edad, inventó decenas de pretextos para no tener intimidad con nadie.

Andrew nació con testículos pero no pene y, al conocer el caso de Mohammed Abad, un británico que en 2012 recuperó su pene mediante una operación experimental, Wardle sacó a la luz su situación con la esperanza de que los médicos pudieran devolverle su órgano reproductor.

Tiempo más tarde, personal del Hospital Universitario de Londres logró construir un pene usando nervios, músculos y piel de distintas partes del cuerpo de su paciente, por lo que este hombre obtuvo un “pene biónico” que podía sostener erecciones gracias a un sistema hidráulico que podía activar con “un botón” ubicado debajo de su piel, a la altura del escroto.

Con el fin de probar el sistema que inyectaba un líquido a su pene para erguirlo, Wardle tuvo que mantener una erección constante durante dos semanas y luego esperar otras seis para poder tener intimidad con su pareja.

Emocionado por darle inicio a su vida sexual, Andrew Wardle planeó un viaje a Ámsterdam en el que probaría las proezas de su “pene biónico”, pero unos días antes de volar hacia la pareja decidió tener relaciones sexuales.

Fue entonces cuando Wardle cayó en coma por un problema en su vesícula.

Afortunadamente, el hombre “del pene biónico” se encuentra estable y bajo observación en un hospital británico, esperando que los médicos lo den de alta para volver a intentar tener relaciones sexuales con su pareja.

Deja un comentario