Perro mata a un bebé recién nacido

Tras el ataque de un perro de raza pastor belga, un bebé de unos 20 días de nacido murió en España.

Los hechos ocurrieron alrededor del medio día del miércoles, en el domicilio de la propia familia, ubicado en la zona de La Zarza, en el municipio de Fasnia, en Tenerife.

La mascota, que vivía con la familia, atacó al menor mordiéndole en la cabeza. Los padres separaron al perro de su hijo y llamaron a los servicios de emergencia.

Hasta el lugar de los hechos arribaron dos ambulancias y un funcionario del Centro de Salud de la zona.

Durante más de media hora, los médicos intentaron salvar la vida del bebé, pero las maniobras de reanimación resultaron inútiles dada la gravedad de las heridas del niño, por lo que solo pudieron certificar su fallecimiento.

Los padres del menor recibieron atención psicológica, mientras que la Policía Judicial inició la investigación correspondiente para aclarar las circunstancias en las que se produjo el suceso.

El ataque causó una profunda consternación en la pequeña localidad de cinco mil habitantes situada en el noreste de la isla de Tenerife.

De acuerdo con Damián Pérez, alcalde, el perro no estaba considerado como “animal peligroso” por lo que las autoridades del pueblo “no entienden lo sucedido”, explicó al diario El País.

“No es un perro peligroso porque incluso lo pudimos coger cuando llegó la Guardia Civil, pero los animales no sabemos cómo pueden reaccionar en estos casos”.

Actualmente, el Gobierno tiene catalogadas como razas de perros potencialmente peligrosos aquellas que disponen de un tipo de mordida que puede ser muy grave o puede causar mucho daño.

El pastor belga, raza del perro que cometió el ataque, no está dentro de esta lista, en la que sí están otros como el rottweiler, el doberman o el pitbull.

Deja un comentario